viernes, 28 de agosto de 2015

Mensaje sobre la hiperactividad que me roba las horas

¡Hola a tod@s!

Hemos llegado al fin de semana, ¡gracias a Dios! Ahora podré relajarme, escribir, dedicarme al blog... oh, espera. Mierda.
¿No es, precisamente eso, lo que llevo haciendo toda la condenada semana?
Pues sí, eso es lo que me entretiene durante tanto tiempo.
Últimamente mi vida es un poco caos, porque aunque tengo muchas horas para hacer cosas nunca parecen ser suficientes. De la noche a la mañana he pasado de ser una chica relativamente libre, a una persona a la que le faltan horas.
Y, confiad en mi, es tiempo que realmente necesito.
¿Y por qué? os preguntaréis. ¿Qué me tiene tan ocupada?

1. Edición de Conquistando lo imposible.

Sí, sé que dije que posiblemente no volviera a corregirla, pero... hay que tener en cuenta algunos acontecimientos recientes (ya os enteraréis, ya) y por exigencias del guión, vuelvo a la historia de Rose y Marcus.

2. Escritura, mucha escritura.

Y es que, como soy una cabezona de mucho cuidado, me he metido de lleno en la creación de dos novelas más: la tercera parte de la saga imposibles y la primera parte de una nueva trilogía... esta vez, de temática fantástica-romántica.

3. Blogs.

Ains, mis pequeños y queridos blogs. Últimamente han crecido mucho y no puedo descuidarlos, así que me tiro horas mimándolos. Tengo que ser buena madre, ¿verdad?

4. Lecturas.

En realidad, mucha culpa de esto la tienen los blogs. Y es que entre las reseñas y los vicios... no puedo separarme de los libros.

5. Y mi vida, leñe

Porque sí, aunque no lo parezca, yo también tengo.
¡De vez en cuando también me gusta salir a la calle!




No hay comentarios:

Publicar un comentario